Ex-volto. Esculturas de Paolo Delle Monache en el Museo Barracco

Immagine: 
20/03 - 29/06/2008
Museo di Scultura Antica Giovanni Barracco

En el palacio de la Farnesina ai Baullari (s. XVI) se expondrán 25 esculturas del joven artista Paolo Delle Monache junto a antiguas obras de arte mediterráneo de la colección del Museo Barracco.

Creado por Giovanni Baracco, un culto coleccionista calabrés, que reunió una copiosa colección de arte entre el siglo XIX y principios del XX, con la intención de "crear un pequeño museo de escultura antigua comparada", el Museo Barracco alberga la exposición escultórica de un artista contemporáneo: Ex-volto de Paolo Delle Monache. La muestra tendrá lugar en el Museo Barracco del 20 de marzo al 8 de junio de 2008 con una vocación armoniosamente pedagógica. Las 25 obras expuestas giran alrededor del eterno tema de la escultura: la imagen del hombre y su paisaje y, como tal, los "ex-volto" (ex-rostros) y los "extra-luoghi" (extra-lugares) se solapan a las antiguas esculturas del arte mediterráneo de la colección del museo - asiria, egipcia, chipriota, fenicia, etrusca, griega y romana - dialogando en la misma longitud de onda y sin molestarse. Los inquietantes y fascinantes fragmentos de figuras humanas de las obras de Delle Monache actúan como espejo de los fragmentos de las obras maestras de la escultura antigua reunidas por Barracco, como ejemplos irrepetibles del legado de las civilizaciones pretéritas.
La muestra cuenta con el patrocinio del Ayuntamiento de Roma y el Estudio Copernico de Milán, así como con la colaboración de Nicola Loi.
Gran parte de las obras expuestas tiene por tema el rostro humano, como Rêverie, Querubín meditando, Querubín atento, Aurora... Son rostros absortos, acomodados en brazos, rodeados de manos o espacios agujereados de los que emergen con la fuerza de la mirada, no directa, sino reflexiva, con la fuerza del pensamiento y del sueño. Son rostros serios, a veces superpuestos - "Apilo caras ensoñadas, como cajas que en lugar de contener su propia medida, la acogen en su seno, en la mejilla o en la nuca", aclara el artista - en estado de meditación o durmientes.
En Italiana y en 100% made in Italy aparece una de las últimas formas ideadas por el escultor: "Desde hace tiempo en algunas esculturas recorre la forma de Italia como base o fundamento. Me gusta esa forma como perímetro de un terreno preñado de formas, hallazgos y que circunscribe un lugar en que perennemente se ha construido, destruido, reconstruido, postergado y vivido. Un lugar en el que excavar y encontrar, como si de un taller se tratara, un taller peninsular".
Una península italiana de la que renace el pasado, con monumentos característicos propios, religiosos y seculares, fachadas similares a coliseos perforados, misteriosos como los rostros escondidos entre las aberturas.
"La memoria es el hilo de Ariadna que sigo en esta dinámica mía de amalgamar" afirma Paolo Delle Monache al describir su obra. Una memoria cuyo hilo forma parte de los etruscos y pasa por el arte de los albores del Renacimiento. Son temas que pueden revisitarse en las arquitectura que rodean los rostros esculpidos por el autor o que constituyen sus amalgamas extra-lugares. Por lo tanto, se presenta una atemporalidad que permite a la mente volver a otros tiempos, no sólo del pasado remoto. Es un juego de la memoria que conduce a La Pisana de Arturo Martini y hasta las construcciones metafísicas de Giorgio de Chirico y Carlo Carrà.
Son obras que extraen su nutriente indispensable de las investigaciones formales del arte clásico para crecer y convertirse en algo más, en algo personal. Las caras, circunscritas y absortas, así como las arquitecturas a menudo superpuestas de Paolo Delle Monache crean figuras que no están, múltiples formas que provocan sugestiones e interpretaciones diversas, conjuntos evocadores de antiguo, pero contemporáneas. El material usado por el artista es el bronce ya que es un "material capaz de autosostenerse y soportar las casualidades del equilibrio que sedimento"; en cambio, la poética de su trabajo permanece enigmática y arcana como sus obras: "La razón exacta, por suerte, no me resulta del todo clara, pero puedo decir que es hermoso intentar dar vida a las formas".
La predilección de Paolo Delle Monache por el fragmento, reelaborado según una visión subjetiva que acumula la tradición, une a la perfección esta exposición con las obras del Museo Barracco - también éstas son parte de un conjunto incompleto - y propone junto a las cabezas alineadas de la colección permanente (como la sala dedicada a la Grecia clásica) una investigación análoga de un fragmento significativo capaz de evocar un universo más complejo: "Rostros, manos y arquitecturas son elementos con los que se construye una presencia intentando subir como una planta". A pesar de pertenecer a la categoría del sueño, el bronce policromo de los ex-volto y extra-luoghi está en perfecta sintonía con la escultura del pasado, y encuentra en ella sus propios orígenes, pero a la vez propone nuevas y modernas visiones, como escribió el propio Barracco: "Porque la escultura, mucho más que otras disciplinas, requiere del artista un enorme poder de abstracción".

Informaciones

Lugar
Museo di Scultura Antica Giovanni Barracco
Horario

Martes-domingo 9.00-19.00 - la taquilla cierra una media hora antes

Informaciones

060608 todos los días 9.00-22.30

Tipología
Exhibicion|Arte Contemporáneo
Requieren reserva:
No
Sitio Web
Organización
Studio Copernico - Milano
Días de cierre
Lun
Artista
Paolo Delle Monache

Eventi correlati

Actualmente no hay actividades.
No hay actividades en programa.
No hay actividades en archivo.